Cuáles serán los cambios impositivos en el nuevo esquema 2019?

De acuerdo a lo investigado por Estudio Bollini, los cambios que se podrían dar si la Ley de Presupuesto 2019 avanza en el Senado serían:

Bienes Personales

Se prevé un esquema de alícuotas progresivas, entre un 0,25% a un 0,75%. Por encima de los $18.000.000 de bienes gravados, la alícuota sería del 0,75%, con independencia de si los bienes están en el país o el exterior y si el contribuyente entró o no en el sinceramiento fiscal.

El Impuesto sobre los Bienes Personales a los inmuebles rurales quedaría eximido, con independencia del destino que se les den (inexplotados – arrendamiento – afectados a explotación o contratos asociativos).

A partir del 2019, los inmuebles rurales pertenecientes a personas humanas tampoco tributarán Ganancia Mínima Presunta de acuerdo a lo establecido en el art. 76 de la ley 27.260.

Se modifica la forma de valuación de los inmuebles locales, poniendo un tope a la valuación fiscal, que no podrá superar la valuación fiscal del 2017 más la inflación posterior.

El nuevo mínimo no imponible será de $ 2.000.000.

Impuesto a las Ganancias – Ajuste por inflación

Se habilita el ajuste por inflación contable.

Se modifican las cláusulas para aplicar el ajuste por inflación impositivo. En 2018 se aplicará si la inflación minorista supera el 55%.

Para determinadas actividades de medios, se permite el pago a cuenta en el IVA de las contribuciones de seguridad social.

Fuente: infobae.com y diputados.gov.ar

SAS. VALORES MÍNIMOS PARA CONSTITUÍRLA

Informamos que a partir del 1 de septiembre, el capital mínimo para constituir una S.A.S. es de $ 21.400. correspondiente a dos salarios mínimo vital y móvil.

Para constituírla se debe efectuar una integración del 25 %, que contempla la tasa que se debe pagar en la I.G.J., el registro de firmas en la misma entidad y la publicación en el Boletín Oficial.

 

Para mayor información, consultanos aquí.

 

Tel.: 

Sabe como puede incrementar su jubilación al retirarse?

 

 

Sólo uno de cada dos trabajadores realiza aportes al sistema jubilatorio. Este escenario convierte al sistema de jubilaciones y pensiones, que generalmente se llama “de reparto” o “sistema solidario”, en contraposición del sistema privado, o AFJP, como fue en el pasado, en algo muy preocupante para muchos argentinos, sino la mayoría.

 

 

También la informalidad que reina entre las empresas, en las cuales hay mucho trabajo informal, no retienen ni hacen los aportes y contribuciones correspondientes a sus empleados, contribuye a este deterioro del sistema previsional.

 

 

Cómo podemos hacer entonces para incrementar los ingresos en el momento de la jubilación?.

 

Una alternativa que está tomando mucha fuerza en los últimos años son los seguros de retiro.

 

Estos consisten en un ahorro que se va haciendo a lo largo de los años activos laboralmente, para que al momento de la jubilación se tenga lo que se llama, “Renta Vitalicia”.

 

 

Lo ideal en este tipo de seguros es comenzarlo con bastante anterioridad al momento del retiro. Si se hace cuando faltan aún 30 años para ese momento se puede llegar a una buena renta. Cuanto menos tiempo de ahorro se tenga, obviamente menor será el monto ahorrado y por consiguiente, menor la renta vitalicia.

 

 

Algunos especialistas recomiendan ahorrar por lo menos entre el 2 y el 3 % del salario. También empezar con no menos de 10 años de anticipación, ya que con menos de eso, el ahorro se verá reducido significativamente.

 

 

Cualquier consulta al respecto, solicitar información por las vías habilitadas.

 

 

AFIP. Nuevo plan de facilidades de pago.

La AFIP mediante la R.G. 4289 estableció un nuevo plan de facilidades de pago para deudas vencidas al 30/06/2018, el cual estará vigente hasta el 31/10/2018. El mismo contempla la posibilidad de refinanciar los planes permanentes(dispuestos por la R.G. 3827) y el plan de pagos denominado puente, dispuesto por la R.G. 4099. Se podrán cancelar las obligaciones hasta en 48 cuotas.

 

El régimen de facilidades de pago comprende tres categorías de planes, según las obligaciones de que se trate:


a) Obligaciones anuales, aportes, retenciones y percepciones, entre las que se incluyen:
– Las obligaciones impositivas cuya determinación debe efectuarse por períodos anuales;
– Los aportes personales de trabajadores en relación de dependencia con destino al SIPA y al INSSJP;
– Las retenciones y percepciones impositivas.


b) Obligaciones mensuales y otras, entre las que se incluyen:
– Aportes de los trabajadores autónomos;
– El impuesto integrado y el componente previsional del monotributo;
– Las contribuciones con destino a la seguridad social.


c) Reformulaciones de planes vigentes -RG (AFIP) 3827 y 4099-E-

 

Se establece la obligatoriedad de efectuar un pago a cuenta de $ 1.000, y el mismo no podrá ser inferior al 5 % o 10 % de la deuda, de acuerdo al perfil de riesgo del contribuyente, categorizado en el SIPER.